Ventana al mundo

Ventana al mundo

viernes, 13 de diciembre de 2013

I Concurso de Microrrelatos “Realidad ilusoria”, ¡anímense todos!

El blog “Realidad Ilusoria”, con el fin de difundir el ya considerado como cuarto género narrativo, y celebrar sus más de doscientos amigos, convoca el I Concurso de Microrrelatos “Realidad ilusoria”.

Bases:

  1. Los participantes deberán tener entre 3 y 95 años, y residir en cualquier lugar del Hemisferio Norte o Sur.

2. El microrrelato debe ser original e inédito, escrito en castellano o coreano, y deberá tener un máximo de 100 palabras, sin incluir el título. La temática del microrrelato es libre.

3. Las obras se enviarán por correo electrónico con el asunto “I Concurso de Microrrelatos Realidad Ilusoria” a realidadilusoria@yahoo.es

El texto se incluirá en el cuerpo del mensaje (sin documento adjunto) y al final deben constar los datos personales (nombre y apellidos, dirección postal, localidad y un teléfono de contacto).

Las obras no se podrán firmar con pseudónimo, pues podría condicionar el texto haber elegido uno hortera.

Los microrrelatos se pueden presentar hasta el día 3 de enero de 2014 a las 23.59h hora local en Vallecas.

El veredicto final se hará público el lunes 6 de enero de 2014, día de Reyes, en el blog “Realidad Ilusoria”: http://page-realidadilusoria.blogspot.com.es/

El ganador/a obtendrá un lote de libros de diversos géneros y temáticas, y un paté del bueno. Los finalistas recibirán un pequeño detalle.
Los autores ganadores y finalistas deberán estar dispuestos a darse a conocer públicamente en el citado blog.



Feliz Navidad...
http://www.youtube.com/watch?v=rmxUOTsXYcw

martes, 26 de noviembre de 2013

NÚMEROS

¡El siete! Tres aciertos. Saltó de júbilo junto al escaparate, al comprobar que esa noche cenaría gracias al boleto encontrado.
***
 
Justo decidió confesar el fratricidio: éramos ocho, señor juez. Desde el día siguiente se vio forzado a adoptar el nombre de Mudito.
***
 
Anunciado a bombo y platillo, el fin del mundo para el 13-13-13 fue una farsa apocalíptica más.
***
 
Escribió el tercer seis. Sobrecogido, se arrepintió al instante de haber creado el nuevo sistema de numeración.
***
 
Alicia me contó que, al otro lado del espejo, mucha de la gente que consideramos importante allí serían es un cero a la derecha.
***
 
Querían que me sintiese vigilado. El código captcha me pedía introducir las cifras coincidentes con la fecha del asesinato.
***
 
Nadie sabe cuánto es infinito menos uno. Pero calculo que tu ausencia tiende hacia allí.
***
 
Spain, one point. L’Espagne un point. Terminamos una vez más con ese mísero uno. La artista contempló otro con varios ceros en su cuenta.
***
 
Acabó pronto el examen. Dominaba la propiedad conmutativa. Pero en el patio fue incapaz de encontrar con quién intercambiar el desayuno.
***
 
Setenta. Tres años de aumento esta vez. Fue entonces cuando el director de la ETT decidió echar un vistazo en la residencia de al lado.
 
 
 

jueves, 14 de noviembre de 2013

DESHIELO POLAR

Culé hasta la médula, ella madridista. Rockero frente a indie. Tim Burton contra Isabel Coixet. Chuletón a la piedra servido a la vez de, sabe Dios, qué son esa especie de algas. Y, sin embargo, según avanza esta cita a ciegas, no puedo evitar seguir cayendo al interior de esa sonrisa.

 
 

jueves, 31 de octubre de 2013

MANERAS DE VIVIR

Conocí a Eloise recostada sobre el contrafuerte de una ermita en Béziers, mientras apuraba un cigarrillo. Trataba de desterrar a Carolina, mi princesa. Arrinconar su frialdad cuando intentaba que bailase conmigo un rock and roll en la plaza del pueblo. Había pasado el tiempo de estar clavado en el bar.

¿Qué hace una chica como tú en un sitio como éste? le dije en mi precario francés.

Eso a quién le importa respondió, girándose de primeras.

El calendario se detuvo durante semanas. Yo disfrutaba con aquella flaca francesa como si al mundo lo contuviesen aquellos valles. Je t’aime, solté una tarde, con la mano por detrás de su peinado asimétrico, acariciando su nuca. Ahora dime que me quieres, rezongaba para mí. Imagino que le asusté. Déjame, susurró, y terminó todo. Tomé el primer tren rumbo al norte, en un intento por encontrar el mío.

Juliette servía cafés junto al Saône. Al ir a pagar, advertí que me habían robado, estaba sin documentos. Ella me ayudó y, al poco, recorríamos Lyon de la mano. Su veneno ya estaba bajo mi piel. Pero no tardó en abandonarme.

La mujer que yo quiero sigue esperando. Eso sí, ni ella ni nadie, puede cambiarme.



lunes, 14 de octubre de 2013

REMEMBRANZA

Recuerdo los paseos que no dimos a orillas del Duero, aquel candado que, sonriendo, no colocamos en la baranda del puente, bajo la mirada de San Saturio. Cómo la sombra de los álamos y el roquedal era capaz de tornar el agua en un azul petróleo. Me acuerdo tampoco de la chaquetilla que llevabas, cuando el viento venía asimismo desde Urbión, mezcolanza de tomillo, salvia y espliego.  De las promesas que no fueron arrastradas por el curso plateado del río. O las caricias ficticias sobre la hierba húmeda de la ribera.
Lo recuerdo nada como si fuera ahora mismo.

El Duero, a su paso por Soria


Este texto ha sido elegido ganador del V Certamen de microrrelato Río Duero, organizado por el Ayuntamiento de Soria.

domingo, 29 de septiembre de 2013

DIÁLISIS

Hartos del aparato con el que compartía tantas horas, los juguetes de su habitación decidieron escaparse. Antes, destruirían aquella máquina con una sobrecarga de luz. Ignoraban lo mucho que él también los echaba de menos.


lunes, 16 de septiembre de 2013

ANTÍPODAS

Aquella mañana recuperaría las ganas de vivir, pero él aún no lo sabía.

En la Isla Norte, Te Ika un Maui, un hombre camina balduendo, lejos del que fuera su hogar. Porta una mochila con dos botellas de agua y algunos kiwis, demasiado maduros. También una soga.
Al otro lado del mundo, el naranja crepuscular tiñe el Valle del Jerte. Una joven aprovecha para contemplarlo por última vez ese día. Cruza una linde, hasta llegar a una hilera de cerezos. Abraza a uno. El gusto de su fruto se extiende por toda la boca mientras saborea el recuerdo.

El hombre ha llegado a los pies del Monte Taranaki. Deja su mochila en el suelo, y saca la cuerda. Mira en derredor en busca de un árbol.
La joven ha terminado su pequeño banquete de rubíes. Antes de que se eche la noche debe volver. Coge dos huesos para enterrarlos, no muy lejos de allí. Y sonríe antes de partir.

El hombre encuentra un árbol; no es el que esperaba. Este tiene frutos rojos, tan brillantes como apetecibles. Atraído por lo desconocido se lleva uno a la boca, y después de mucho tiempo, cree ver todo de otra forma.


"Árbol antípoda" de © Tomi Caballero



Y aquí podéis leer el microrrelato "Regeneración", con el que recientemente he ganado la propuesta de la AVV El Vedat para el tema #Sociedad.

martes, 3 de septiembre de 2013

REPARTO DE TAREAS

Durante los meses anteriores al alumbramiento, había leído mucho sobre el cuidado y la atención que requería un bebé. Quería ser un padre y marido responsable.
Hasta que se halló por primera vez ante las deposiciones del pequeño y, cerrando sigiloso el pañal, pregonó por el salón aquello de me bajo a comprar unas cosillas, ¿necesiiitas algo, cariñooo?


miércoles, 14 de agosto de 2013

EUFEMISMOS

Verá, Martínez… No, no, la principal razón es que no hay razón como tal, la cosa ahora funciona de otra forma… Hoy en día el mercado es dinámico y, a pesar de la situación de crisis, piense que lo peor ya ha pasado… Sí, muchos, entramos a la par aquí… Claro, claro, y por eso pensamos en una cifra cercana a lo que se merece… Todos estamos haciendo un esfuerzo y arrimando el hombro… ¿Cómo le va a dar igual el dinero? Bueno, joven, pero piénselo, puede ser suficiente si se organiza… Martínez, mire, no me gustaría alargar esto, es nuestra última oferta. Venga, no sé preocupe… Váyase unos días por ahí con su mujer. Y dele recuerdos. No, tranquilo… estaremos en contacto. Adiós.

jueves, 1 de agosto de 2013

NEGOCIO SUCIO

Una señora pasea por Via Ferrara con su perrito. Éste, elegante donde los haya, lleva una chaquetita con incrustaciones de oro y diamantes. Cuando pasa por delante de Genaro, al dichoso animal no se lo ocurre otra que hacer sus deposiciones junto al hombre de los cartones. La señora, un tanto ruborizada, saca un billete de cincuenta euros y lo deja junto al sin techo. Éste lo recoge,  lo guarda en un bolsillo de su ajada chaqueta, y saca otro de veinte euros. Curvándolo un poco, y a modo de escobilla recoge con él los excrementos del can.

—No se olvide de las vueltas —le dice.
 
 














Hoy, mi blog "Realidad ilusoria" cumple 1año de vida. Gracias a todos los que pasáis o comentáis por aquí.
 

viernes, 19 de julio de 2013

REDENCIÓN

Yo, señor, no soy malo, sólo un hombre avergonzado por lo que ha hecho. No sé qué me pasó. Quizá me faltó descanso o... una mala semana. Las circunstancias, eso es, ¿recuerda? ¿No era así aquello que leímos del poeta? Filósofo, sí. ¿No ve? Usted es quien sabe de los dos. Yo solamente soy un pobre ignorante. Pero sabe que también honrado, y que nunca tuve intención, se lo juro por lo más sagrado. ¿Que cómo puedo estar seguro? Son ya veinte años, señor, y nunca le he dado ningún problema. Ni uno hasta ayer. No me mire así, se lo pido por favor. Tenga un poco de caridad cristiana. Usted es un hombre bueno y sabrá perdonarme. Perdí la razón por momentos. No, a ella no le diga nada, se lo ruego por lo que más quiera. Ella no tiene culpa de esto. El problema es mío y no quiero que sufra. Discúlpeme, señor. No, su mujer tampoco. A ella la respeto igual que a usted. No sé cómo pudo pasarme. Yo siempre he aguantado los malos pensamientos. Le pido que olvide todo y prometo que jamás volveré a darle problemas. Pero señor, ¿por qué sonríe ahora? Se lo estoy diciendo en serio. Usted es casi como de mi familia, y le admiro. De nuevo, le pido perdón. Señor, ¿qué hace? Olvide lo que pasó ayer, siento que… No se acerque por favor, no quiero caer otra vez. Pero, señor, ¿usted también...?


lunes, 1 de julio de 2013

GRAN TURISMO

Desde entonces papá ya nunca juega con él, y eso que llegó a ser su videojuego favorito. Pasaba horas y horas sentado frente a la pantalla sin pestañear; a veces, mamá se colocaba delante increpándole que cuándo pensaba madurar, que todos los sábados encerrado dale que te pego a la maquinita, que en la vida salían a cenar por ahí y que jamás le había llevado a la playa. Hasta el día que se propuso hacerlo, y no volví a verla.


 

domingo, 9 de junio de 2013

PÁLPITO

Debía deshacerme de ella por muy gemelas que fuéramos. Pese a mis amenazas, podía hablar en cualquier momento. El tipo cobró por adelantado. Le entregué una bolsa de papel sin apenas mirarle a la cara; no tardaría demasiado, dijo. Ya cerca del ocaso, sentí algo irrefrenable en mi interior, y cancelé la operación. Empaqué cuatro cosas, y salí a toda prisa de la ciudad.
Hoy, sentada en esta silla apunto de que todo termine, solo espero que ella experimente algo parecido.
 
Mujer joven atada a una silla en una habitación vacía Foto de archivo - 15075608

jueves, 16 de mayo de 2013

DESESPERADO


 
Los medios de comunicación han sido taxativos al respecto. Ninguno de ellos ha discrepado. El tipo era -sin lugar a dudas- un tarado, alguien que se volvió gagá de la noche a la mañana. Tampoco hay que extrañarse, son cosas que pasan. Los recodos del cerebro humano son inconmensurables. O tal vez fue habilidoso, y supo enmascarar su verdadera personalidad, contraria a aquella de la que brevemente dan cuenta los vecinos entrevistados “un tipo normal, incluso amable, aunque últimamente se le veía un poco raro y taciturno”. En cualquier caso, esta historia no ocupará más de cuatro líneas en la esquinita de cualquier periódico, o veinte segundos en el noticiario de las tres. Habrá quien pegue un pequeño brinco por suceder en su barrio, quien tome de la mano a su marido por tener la misma edad, quien cambie de canal para ver el resumen de la Champions y no sentirse perturbado. Su verdadera historia -de cómo perdió todo de la noche a la mañana- se quema con él, y ninguno de nosotros será capaz de volver a juntar esas briznas de realidad.
 
Esta es mi aportación a la tercera jornada de la convocatoria “La primavera de microrrelatos indignados 2013”. Si quieres leer más microrrelatos indignados, puedes pincha aquí.


jueves, 2 de mayo de 2013

VENDETTA


Disfrazado de vendedora de manzanas. Así se presentó aquella alborada de marzo el que reconocí al poco como mi padre. Habían pasado dieciséis años desde el momento en que ella y yo huimos. Su intento de travestirse en una inofensiva anciana había resultado en vano. Fingí. Desde la alcoba del fondo, mi reina descansaba ajena a todo. Al ofrecerme el fruto pude ver una daga que aguardaba, ansiosa, bajo su manto. Había dado conmigo, y yo me hallaba a pecho descubierto. Éste sería nuestro encuentro definitivo. Éramos dos hombres con un mismo destino.
 
Historia de una Gran Manzana y un pequeño Croissant.
 

sábado, 13 de abril de 2013

RUTINA

Y tú para de leerme la mente, maleducado. Cuando te regalé la actualización, acordamos que la desconectarías al entrar en casa. Me prometiste usarla sólo en la oficina para medrar entre tus compañeros. Confieso que al principio me gustó. Pero ya estoy cansada de que siempre cocines lo que me apetece, de tocarme justo donde necesito, de tus plenos en los aniversarios. Que una también añora que seas un poco más humano.


multitasking house husband cleaning households
 
 
Hoy he sabido que mi microrrelato "Éxodo" estará incluído en la nueva antología de Diversidad Literaria. Allí también estarán autores como Ana Fuster, Calamanda Nevado, Fran Rubio, Ignacio Rubio, Mercedes Daza, Paloma Casado, Paloma Hidalgo (y algunos más que me dejo en este primer vistazo) que saben lo que se hacen en esto contar historias con pocas palabras.
 
 

domingo, 10 de marzo de 2013

Trance

Ayer evidenciaban instantes de felicidad, pequeñas teselas de los últimos años vividos en el grupo: el cumpleaños de Javier en el que tuviste un encuentro furtivo con su hermana, la fiesta de Halloween, con todos ubriacos, como decía aquel italiano tan gracioso que se nos acopló sin conocerle nadie, el descenso del Sella compartiendo petaca y risas con propios y extraños.
Hoy, la alegría obscena de esas fotos, contrasta con las caras largas de los que te conocimos; desde estos malditos sillones de escay me pierdo en tu retrato, y a ratos me preguntó por qué motivo hemos sido tan idiotas. Sin despegarse de él, tu madre busca entre nosotros a quién poder subir a su cadalso, y el parpadeo del fluorescente nos ofrece una tregua violeta, permitiendo que más imágenes vuelvan a la memoria.
No tardará en aparecer alguno en la sala reconviniendo que, de vez en cuando, tienen que pasar estas cosas para que los demás aprendan. Que pudimos ser cualquiera. Que hay que cambiar y tirar para adelante.
Y yo digo que quién sabe al final lo que es lo correcto. Que éramos iguales. Que nunca se sabe. Y que qué feliz fuiste, vaya.
 
 
 
He tenido la alegría de ver a este microrrelato entre los mencionados del concurso  de Febrero del blog "Esta noche te cuento"



jueves, 21 de febrero de 2013

6 paranoias en busca de personaje

—Empezó con el Primer Ministro. Después cayó el alcalde. Como presidente de mi comunidad de vecinos, no tengo escapatoria.

                                                                              ...

—Conseguí hacerle creer que me engañaba y confirmé así todas mis sospechas.
                                                                   ...

—No me mires así. Si el profeta no hubiera tomado aquellas bayas alucinógenas nada de todo esto sería un problema.
                                                                   ...
Parece absurdo, reconozcámoslo, antes nunca ocultaron investigaciones así.

                                                                              ...

—Viajemos a Ámsterdam, dijeron. Será divertido, dijeron.
                                                                   ...
—Papá, el resto de niños se ríen de mí —clama el náufrago al salir de la escuela unitaria.


domingo, 3 de febrero de 2013

Reformas al por mayor

Desde que la Real Academia de la Lengua eliminó la palabra plomizo del diccionario, todos los escritores de medio pelo andan como locos buscando un adjetivo para definir ese cielo gris y desapacible de la ciudad.

Y no, yo tampoco he dado con él.
 
 

lunes, 14 de enero de 2013

Oportunidades

Sus miradas se tropiezan por casualidad. El vagón, atestado de gente a esa hora de la mañana, no parece el mejor lugar para acercarse, rozarle suavemente y hacerle saber que se acaba de enamorar. Tendrá que armarse de valor antes de que el próximo pitido intermitente les separe; no existen demasiados lugares donde los perros guía se puedan encontrar.
 
Hoy he sabido que este microrrelato será incluído en la antología "Cachitos de amor 2" de la Editorial ACEN de Castellón.


Por otro lado, en el II Concurso de microrrelatos Mundopalabras han seleccionado mi microrrelato "La mala educación" para su próxima antología.
http://www.mundopalabras.es/ganadores-ii-certamen-internacional-mundopalabras-de-microrrelatos/
 

domingo, 6 de enero de 2013

Presente

El hombre constante se afana en terminar la máquina del tiempo, y mientras éste sigue su curso.